fbpx Saltar al contenido

El arte de dar masajes eróticos en los pechos

masaje-pechos_sensual

Los pechos tienen un papel especial en la sexualidad, no importa su tamaño ya sean grandes o pequeños firmes o caídos.  ¿Te habías planteado alguna vez dedicarle, aunque sean 10 minutos, a masajear los pechos de una mujer para avivar su pasión? Hay algunos movimientos muy sensuales que hacen que masajear los pechos sea todo un arte.

¿Por qué es placentero que te toquen los pechos?

Las mamas además de bonitas y eróticas tienen algo más. Los senos gozan de muchas una gran cantidad de terminaciones nerviosas y por eso son muy sensibles, al estimularlos se puede sentir mucho placer, pregúntate esto, ¿le estoy sacando todo el potencial erótico que poseen? Está comprobado que la estimulación de los genitales activa unas áreas determinadas del cerebro, estas áreas se activan de la misma forma al masajear durante un rato los pechos.

Preliminares para el masaje en el busto

aceite-masaje-pechos

Antes de ponerte de lleno en el masaje, aprovecha la ocasión para jugar un poco, genera intriga, tápale los ojos con un antifaz, si es preciso átala a la cama 😂. Todo esto será un preliminar para que se concentre en las sensaciones que ahora si le vas a regalar.

¿Cuál es la posición ideal para hacer este masaje? Lo mejor es que te coloques detrás de su cabeza, tus piernas pueden ser un buen lugar de apoyo para su cabeza y ahora… manos a la obra.

Existen 4 pasos para dar un masaje en el busto

El mejor método es dejarte llevar por tu instinto, según las respuestas de tu pareja sabrás si le satisface o no. Algo que te puede ayudar muy mucho es utilizar un aceite especial para masajes, también te puede servir para este menester un lubricante con base agua, de esta forma tus dedos y tus manos se deslizarán más suavemente por el cuerpo super bien. Rocía suavemente con el aceite y empieza a relajar la zona.
Ya sabes que el encanto del erotismo es ir poco a poco y activando los receptores emocionales. Así que, en vez de hincar inmediatamente el diente en las mamas, es preferible que empieces por las cervicales. Suavemente deslizas tu punta de los dedos hasta la parte superior de los senos formando pequeños círculos. Otra cosa que puedes hacer es mover los dedos desde arriba hasta abajo como si estuvieras tocando un órgano electrónico y acariciar con la yema de los dedos con toques muy sutiles en su piel.

masaje_pechos-dos-manosEste paso puede asemejarse a una sensación espiritual. Sitúa las palmas de las manos en los pezones y deja que el calor de tus manos y el de sus pechos se fusionen. Respira profundamente y aguanta durante unos minutos en esta misma posición. Luego sopla suavemente sobre esta zona que has calentado, un placentero efecto de frío recorrerá su cuerpo. Existe otro movimiento en esta ocasión dejarás los dedos al aire, como flotando y formarás pequeños círculos con las palmas de las manos, irás cambiando desde la primera posición a esta otra, verás potenciado el poder erótico. Ahora vuelve a coger los senos y haz el gesto de exprimir, como si estuvieras exprimiendo una naranja, verás que buen resultado… Rota la mano derecha en el sentido de las manecillas del reloj y la izquierda en sentido contrario.

Ahora vamos a presentar otros movimientos más complejos pero que aumentarán aún más esas sensaciones de placer.

Deslizarás los dedos pulgares y el dedo corazón desde fuera hacia el centro de la mama. Luego haz lo mismo desde el pezón hacia el contorno del seno. Puedes combinar primero un pecho y luego el otro o hacerlo con los dos simultáneamente. Sorprende ahora moviendo el dedo índice y el medio formando una espiral alrededor de los pechos y terminando en el borde del busto. Detente en un punto y regresa hacia los pezones. Puedes coger en estos momentos una bala vibradora y masajearle el pecho con ella, esto no la dejará indiferente. Al terminar el masaje puedes utilizar la bala vibradora para continuar con juegos más allá de los pechos.

Este es el último paso antes de ver en su cara esa expresión de satisfacción y placer. Con las palmas de las manos situadas en los pechos, deslizarás tu mano hacia arriba y debajo de los senos.

Con toda la energía erótica que habréis acumulado y excitados como el fuego, estaréis preparados para dar paso a otras prácticas. Con juguetes sigue siendo más divertido 🔥 🔥 🔥

Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies